Bases de la Microbiótica

A comienzos del siglo XX el científico Elie Metchnikoff dió a conocer su hipótesis acerca de la influencia de la microbiota intestinal (flora intestinal) sobre el envejecimiento. Él postuló que los procesos de putrefacción en el intestino permitían la formación de toxinas que contribuían a la degeneración del cuerpo, y propuso que el consumo de bacterias lácticas en la leche fermentada podían disminuir los efectos adversos y reducir los procesos dañinos en el organismo humano.

En 1965 acontece otro hecho científico fundamental y fundacional sobre la microbiótica. Lilly y Stilwel utilizan por primera vez el término probiótico para describir aquellas sustancias secretadas por un microorganismo que estimulan el crecimiento de otro, en contraposición al término antibiótico.

Ya en la década de los 70, Parker utilizó el término como lo conocemos hasta hoy; organismos vivos que al ser ingeridos en cantidades adecuadas confieren un beneficio saludable en el huésped.

Conceptos como probiota y probiótico se incorporan a la ciencia de la microbiología como conceptos básicos que vienen a definir y caracterizar la Microbiótica, un movimiento ecocientífico que busca investigar y difundir la importancia que tienen para la vida y el ser humano los microorganismos que crean las condiciones para que la vida se regenere sobre la Tierra. También la Microbiótica se aplica a la visión de la Nutrición Simbiótica con el uso de los alimentos fermentados y los superalimentos MicroViver, como suplementos alimenticios que mejoran el equilibrio en la microbiota (flora intestinal) y favorecen la asimilación de los micronutrientes esenciales, provocando efectos beneficiosos sobre la salud.

La evolución de los procesos vivos en el planeta se ha orquestado a partir de los microorganismos más simples y más antiguos: bacterias y virus. Nuestro cuerpo (y el de todos los animales) está formado por al menos 10 veces más microorganismos que células con ADN humano. Todos conviven en una perfecta simbiosis entre ellos. Somos más microbios que células humanas.

P_0104Según las últimas investigaciones científicas, hay un Microbioma formado por más de 2.000 especies de microorganismos repartidos en todos los órganos del ser humano. El 90% de todos estos microorganismos reside en el intestino y se comporta como un sólo órgano, que pesa entre uno y dos kilos. Se encarga de múltiples funciones imprescindibles para nuestra supervivencia:

  • Generar la base del sistema inmunológico.
  • Transformar la comida que ingerimos en los micronutrientes que alimentan nuestras células.
  • Eliminar las sustancias tóxicas y residuos que no sirven para nuestra supervivencia.
  • Controlar a los microbios patógenos que cumplen su función simbiótica mientras no se reproduzcan en exceso.
  • Fabricar gran parte de los neurotransmisores del sistema nervioso: serotonina, dopamina y hasta 30 más.

Recientemente se ha empezado a usar el concepto de MICROBIOTICA (es una palabra que no existe en el diccionario) para hablar de una nueva conciencia de agradecimiento y reconocimiento hacia el microcosmos de los pequeños seres vivos que han generado la evolución de las especies sobre la Tierra y pueden contribuir a equilibrar el equilibrio natural de la salud de los seres vivos.

http://www.microbiotica.es/

http://microviver.com/

Charlas en Akiam sobre la Microbiótica y los usos de la tecnología EM para regenerar el planeta

Anuncios